Melisa S Ramonda

Autora & Ilustradora | Diseño Gráfico – Maquetación – Boludeces | SPOILERS


Cinco consejos básicos, sencillos y basados en dos de los aspectos más importantes a la hora de maquetar un libro que se va a imprimir: la legibilidad y la calidad del diseño. No necesitas usar Adobe InDesign ni tampoco Qark XPress para conseguir un resultado profesional; puedes hacerlo muy bien en Word siempre y cuando tengas en cuenta algunas cosas que, si no estás en el rubro, podrías desconocer.

Partamos de que estos errores son clásicos y son fáciles de cometer porque muchos que se dicen “maquetadores” probablemente no han hecho nunca este simplísimo ejercicio: agarrar 10 libros y en lugar de abrirlos para leerlos, detenerse a estudiar cómo están diseñados. Haz la prueba. Toma 10 libros de tu biblioteca y en una hoja, ve anotando lo que encuentras similar entre ellos. Pronto empezarás a notar que no tienen tantas páginas decoradas como pensabas, tienen un estilo de interlineado común, un tipo de fuente en común, cierta cantidad de páginas al principio y al final, etc…

No tienes que ser diseñador profesional para hacer algo decente. Sólo presta atención a lo siguiente:

1- NO EMPIECES a maquetar hasta no tener el manuscrito completo.
Esto implica que el libro esté terminado, corregido y revisado al completo. Cien por cien, principalmente errores de ortografía/gramática y de continuidad. Cualquier pequeño cambio que el autor/a quiera hacer después te puede cagar todo el trabajo que ya hiciste, y créeme, no es divertido tener que volver a maquetar todo de nuevo. Este proceso es lo último que se hace después de escribir un libro, en especial si eres autopublicado.
Conclusión: SI NO QUIERES TRABAJAR EL DOBLE, ESPERA A TENER EL MANUSCRITO ACABADO.

2- NO USES fuentes sans-serif en el cuerpo del texto.
Un libro NO ES una revista. Este es uno de los mayores errores que he visto en publicaciones maquetadas por aficionados. Empecemos por lo básico: ¿qué es una fuente sans-serif? Las tipografías Arial, Calibri, Tahoma, Verdana y Trebuchet (y muchas otras más) son “sans-serif” o “palo seco”, es decir, sus rasgos principales no tienen ningún tipo de terminación o serif. Las tipografías Times New Roman, Georgia, Garamond, Bodoni y Century (y muchas otras más) son “serif”, es decir, sus rasgos principales tienen terminaciones como “patitas”. Si pones una al lado de la otra (una serif y una sans-serif) inmediatamente notarás las diferencias.
En textos de larga extensión como novelas o manuales técnicos se usa la tipografía con serif. Esto no es así porque lo digo yo, es una regla básica de diseño editorial e imprenta: el ojo humano enlaza con mayor facilidad (y lee mejor de corrido) texto con tipografía serif, lo que hace que el esfuerzo de lectura sea menor y la vista no se canse tanto; y así lees muchas más páginas antes de saturarte y dejar el libro o periódico a un lado. Periódicos como el New York Times están constantemente eficientizando la tipografía que usan para sus noticias no sólo con fines de economizar sino también ofrecer la mejor calidad de lectura.
Entonces, ¿Cuál es la fuente más apropiada? Yo recomiendo tres: Times New Roman, Georgia o Garamond.
Conclusión: NO SE MAQUETA EL CUERPO DE UN LIBRO CON FUENTES SANS-SERIF.

3- NO TE EXCEDAS en el uso de chirimbolos y decoraciones en la página.
Hay una delgada línea entre la delicadeza, la elegancia y el estilo y el exceso con todas las letras. Conviene más poner una primera página decorada al principio del libro y algún detalle en el principio de capítulo que repetir el mismo item en todas las páginas o poner detallitos aquí y allá. ¿Por qué no se hace? Porque es molesto para la vista, aunque quede bonito es sobrecarga visual (en lenguaje técnico, “ruido visual”) que puede traer efectos indeseados. Al lector le interesa leer el libro, no distraerse con las pelotudeces que le ponés en los márgenes; una cosa es un buen diseño y otra meterle dibujitos en las páginas porque “me gusta cómo queda”. Termina siendo molesto y hace que la calidad del diseño decaiga mucho, confía en mí.
Conclusión: MANTENER EL USO DE “DIBUJITOS” EN LAS PÁGINAS AL MÍNIMO.

4- NO USES fuentes extravagantes para resaltar pedazos de texto.
Evita las fuentes difíciles de leer, de estilo gótico clásico o con rasgos ascendentes y descendentes llenos de firuletes, tanto en los títulos de los capítulos como en las letras capitales o cuando tienes que resaltar una parte del texto por algún motivo en particular. Tus lectores lo agradecerán, a la par de que mantendrás los problemas de impresión al mínimo. No elijas la fuente “más bonita”, elige la fuente “más adecuada”.
Conclusión: PROCURA QUE LOS TÍTULOS O RESALTES SEAN LEGIBLES.

5- NO DEJES pedazos de texto o palabras volando en una página nueva.
Esto se llama “compensar viudas y huérfanas”. Las viudas son la última frase de un párrafo que, como ya no cabe en la página, pasa automáticamente a la siguiente. La existencia de viudas genera desconexión en la lectura, y más si tienes que dar vuelta la página para continuar, se interrumpe la lectura y eso es molesto para el lector. Y si las viudas ya son un tema, las huérfanas son otro mucho peor, porque son la última palabra de un párrafo que queda solita en una línea y como ya no cabe en la misma página, salta a la siguiente. Interrupción en el ritmo de lectura a la milésima potencia, a la par de que queda muy feo una sola palabra volando en el principio de una página.
Para más información sobre este tema: VIUDAS Y HUÉRFANAS EN LA WIKI
Conclusión: TRATA DE NO DEJAR VIUDAS NI HUÉRFANAS, SOLICITA QUE SE EDITE EL TEXTO SI ES NECESARIO.

CONSEJO BONUS:

6- CUIDA EL TAMAÑO DE LA FUENTE Y LOS MÁRGENES
El tamaño apropiado de fuente o de interlineado no es estándar, ya que depende de la tipografía que uses y de muchos otros aspectos que hacen a la edición en sí.
Por ejemplo, una Garamond en tamaño 10 se ve más pequeña que una Times New Roman en tamaño 10 y una Georgia en tamaño 10 se ve más grande que las dos anteriores. Por lo general, los tamaños de fuente utilizados rondan entre los 10,5 y los 12 puntos, dependiendo del tipo de fuente y de la longitud del texto o del tipo de edición. Las ediciones de bolsillo tienen márgenes más estrechos y tipografía más apretada o pequeña, para que el libro tenga menos páginas y sea más económico a la hora de imprimirlo/venderlo. La ediciones normales tienen una fuente grandecita (entre 11 y 12 pts), interlineado un poquito más amplio y márgenes generosos.
Recomiendo es usar una tipografía en tamaño 11,5/12 e interlineado exacto a 13/14 pts, el conteo de páginas del resultado dependerá de la extensión del libro.
TIP: El margen lateral de la página es donde uno apoya los pulgares para mantener el libro abierto, de manera que el mínimo de margen que se le debería dar a un libro debe ser el suficiente como para apoyar los pulgares sin que cubras el texto.
Conclusión: ELIGE BIEN EL TIPO Y TAMAÑO DE FUENTE QUE USARÁS SEGÚN LA EDICIÓN A PRODUCIR.

De todas maneras, si no estás seguro de lo que estás haciendo, no dudes en consultar a un diseñador profesional. Yo estoy dando muchos consejitos acá pero hay muchas cosas más que no estoy diciendo y también son importantes (sobre todo en el paso final-final, que es la imprenta), y no las explico porque las tengo asimiladas en mi método de trabajo (a la par de que sería larguísimo de explicar). Y el siguiente aforismo va para cualquier autor que se encuentre en la necesidad de hacer maquetar su libro y no sepa a quién acudir: uno no va con un curandero cuando lo que necesita es un médico. Si quieres un diseño profesional, contrata a un profesional. Te cobrará más caro que el aficionado, pero sabes que no vas a tener ninguna clase de problemas luego y el trabajo que recibas será impecable.

Estoy trabajando en un manual paso a paso sobre diseño de portadas y maquetado de libros; y cuando digo que es PASO A PASO es porque me detengo a explicarlo todo con pelos y señales (y con ejemplos e imágenes) así que por eso me está costando sacarlo. Es algo que a mis profesores de la universidad les pareció interesante cuando se los comenté, así que en honor a ellos también quiero terminarlo. Le estoy echando las ganas que puedo, claro xD

Ojalá les sirva algo de esto. Abrazos!
Mel.

PD: ¡Participa en el sorteo! Estamos regalando packs de libros y chucherías, ¿No te mola? :P

7 thoughts on “[TIPS] CINCO COSAS QUE NO SE HACEN CUANDO MAQUETAS UN LIBRO

  1. danilo dice:

    muy buen articulo me ha ayudado bastante … esperare ese articulo

  2. Bea Sylva dice:

    Excelente artículo, he tomado nota de todo. Y ha sido muy claro y muy didáctico. Esperaré ese manual. ¡Muchas gracias!

    1. *wink wink* gracias a ti por pasar, me alegro de que te sirva ^^

  3. Me lo apunto para el futuro ;)

    1. ;) yeyy! tú debes saber de esto más que yo, darling ^^

  4. Mucho de todo esto es sentido común, darling :P jajaja

  5. Leydhen dice:

    Bueno, aunque nunca en mi vida he maquetado nada, me alegra ver que mi idea general de cómo presentar un texto limpio y legible no está tan desencaminada de lo que hacen los profesionales :)

Tomemos unos Mates :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: