Uncategorized

PELÍCULAS #003 – 7 DÍAS DE CIENCIA FICCIÓN (P1): UNA ODISEA PSICODÉLICA (QUE TE VUELA LA SAVIOLA)

AVISOS: Este post está escrito con MUCHO HUMOR y MUCHO AMOR
Este post es LARGO (4100 palabras). Una vez que entres, no hay vuelta atrás.
Este es un post de “review” de película/libro/serie/etc. No tiene malas intenciones.
Este es un post que puede carecer absolutamente de sentido y aburrirte si no sos una persona que guste del cine o si no te caen bien los libros de ciencia ficción.

Ahora con todo esto del FBI stalkeando y los servidores miedosos borrando archivos a la manchancha, estamos en problemas. Estamos en GRAVES problemas. No hay un enlace que dure más de cinco horas, no hay casi posibilidades de conseguir esa película vieja que ya sólo estaba en VHS y los fans estamos al borde del colapso (anoche intenté bajarme la recontrahiperarchimega MALA película “Hardware” de 1990 y cuando consigo un VHSrip resulta que estaba en Megaupload *facepalm*). Por eso es que me he propuesto hacer ahora que puedo todas esas cosas que no hice (voy a hacer mi “bucket list” de fangirl) y me decidí que durante una semana voy a devorar esas grandes películas que todo el mundo adora y que siempre me dio curiosidad de ver, pero que nunca vi porque… no sé. 

Mi plan es “7 días de ciencia ficción” y probablemente en otro momento vengan “14 días de terror de los 80 y 90”, pero ya veremos. Todo depende de cómo esté la disponibilidad horaria, que con los jefecitos una nunca sabe. A continuación, dejo el “playlist”:

7 días de Ciencia Ficción (the playlist)

Lunes: 2001 Odisea del Espacio
(1968) basada en “El Centinela” de Arthur C. Clarke y dirigida por Stanley Kubrick

Martes: Star Wars I La Amenaza Fantasma
(1999) escrita y dirigida por George Lucas

Miércoles: Star Wars II La Guerra de los Clones
(2002) escrita por George Lucas y Jonathan Hale y dirigida por George Lucas

Jueves: Star Wars III La Venganza de los Sith
(2005) escrita y dirigida por George Lucas

Viernes: Star Wars IV: Una Nueva Esperanza
(1977) escrita y dirigida por George Lucas

Sábado: (si Dios y los jefes quieren) Star Wars V El Imperio Contraataca
(1980) escrita por Lawrence Kasdan y Leigh Brackett y dirigida por Irvin Kershner

Domingo: (también si Dios y los jefes quieren) Star Wars VI El Regreso del Jedi
(1983) escrita por George Lucas y dirigida por Richard Marquand
Paren todo. Sí había visto la saga Star Wars y medio me gustaba (medio la odiaba, también, porque no la entendía) allá por los años de la Inquisición; el problema es que nunca vi las películas completas o en orden. La única que alguna vez vi de principio a fin fue SWII (me acuerdo que la vi en el cine, era una pendeja y no entendía un carajo, pero Hayden Christensen era un amor y…), y me enamoré de la historietita de Anakin y Padmé y desde allí siempre quise ver todas las otras, por más que fueran pelis viejas. Y el fin de semana pasado me dije “si no es ahora, entonces nunca será”. Así que le pedí a un amigo que me prestara sus copias de SW para verlas, y a otro amigo de más edad que me prestara también su VHS de 2001. Anoche empezó la carrera mortal ciencioficcionista, y el resultado (espero) no será tan malo para mis neuronas :)

Sí, porque hay gente que aún tiene los VHS que funcionan, ¡Es tan awesome!
HABLEMOS DE CRACK

Me acuerdo que una vez hurgué en un cajón del galpón donde mi viejo guardaba cosas de cuando estaba soltero, y entre hojas de carpeta del bachillerato comidas por las ratas, descubrí un libro (igualmente medio profanado por roedores) cuyo título solamente pude reconocer porque, gracias a Dios, también iba impreso en los márgenes de lomo del mismo, al lado del número de página. Tenía catorce o quince años, creo yo, cuando lo encontré. 

El libro en cuestión era 2001: Odisea del Espacio, escrito por Arthur C. Clarke.

Lectura medio heavy para una inocente campesina de catorce años (pienso ahora, porque me gustaría volverlo a leer y encontrarle el nuevo significado), pero si supieran las cosas insólitas que leía yo en aquellos tiempos…

Al libro le faltaban como cinco páginas, las cinco primeras, porque como dije estaba medio comido por las ratas. Me lo habré leído como cuatro o cinco veces, porque en aquellos años era de leerme un libro hasta que me aburría de él y pasaba a otro. Mi vieja me dijo que le habían hecho una película en los 70’ de un tipo llamado Stanley Kubrick, pero yo venía de ver la versión de Kubrick de “The Shining” (1980, basado en la novela homónima de Stephen King) y como le había sacado TODAS las partes interesantes del libro (es IMPERDONABLE que no hayan puesto los setos que cobraban vida, IMPERDONABLE, sr. Kubrick!!), no quise saber nada sobre la idea de ver la película de 2001. 

Y así transcurrieron… muchos años.

Anoche me puse a verla, finalmente. Me cago en mí porque no la había visto antes. Pero igual creo que si la hubiera visto siendo más chica, más visualmente inmadura, más mentalmente retrasada y más acostumbrada a productos comerciales, no le hubiera prestado la misma atención, ni le hubiera tenido la misma paciencia, ni tampoco la hubiera disfrutado y respetado tanto como lo hice.
AHORA HABLEMOS DE LA PELÍCULA

Título: 2001 A Space Odyssey

Año: 1968
Duración: 160 minutos en su estreno, luego fue reducida a 143 (creo que vi esta última)
Director: Stanley Kubrick
Reparto: nadie interesante que yo conozca, realmente.
Color:
Sonido:
Idioma: inglés con subtítulos en castellano
Habrá spoilers?: TOTALMENTE, te voy a spoilear TODA la película.

La película (y el libro) en sí no sigue a ningún personaje, sino que es un recorrido por el misterio de la evolución del Hombre. No voy a contar nada que no se sepa ya sobre ella o que no se pueda leer en la Wikipedia, simplemente quiero hacer mi apreciación al respecto. Me acuerdo patente de algunas diferencias entre la novela y la película; y lo que me venga a la mente, en mis asociaciones randoms, lo voy a poner.

De entrada, hay que ser un verdadero fan del sci-fi para comerse esta película. Tenemos como tres minutos de pura música con una pantalla en negro ANTES de que salgan los créditos de la MGM y haya más música y DESPUÉS de casi diez minutos de que el video estaba corriendo, por fin aparece el título. Estoy convencida de que Kubrick metió en su película muchísimos simbolismos ocultos que una persona no lega no es capaz de entender y que se le fue la mano con el suspenso, pero está bien. La película en sí es LARGA y DENSA sólo porque Kurbrick se tomaba su tiempo para TODO. Antes de que pase algo realmente significativo o se vea algo móvil en escena, creo que transcurren fácilmente quince minutos de video. No es joda. Es una película para ver con un montón de paciencia, en un buen sillón (yo cagué porque estaba en una silla que a la hora y media se tornó BASTANTE incómoda) y con algo para comer, porque tarde o temprano vas a precisar provisiones.
Capítulo 1 – El Amanecer del Hombre

Sin duda, una de las mejores partes. La música acompaña muy bien todos los momentos, y la imagen en sí está muy cuidada. Los planos interminables de la llanura son un espectáculo. La película es bastante experimental en algunos aspectos, pero sin lugar a dudas es la imagen fija en algunas partes y la MÚSICA, lo que nos lleva al delirio y la desesperación (y al miedo). 

En este capítulo, nos trasladamos a hace 4 millones de años donde el hombre aún está en su etapa primitiva, sobreviviendo como puede en la llanura africana. Nos presentan el modo de vida de este hombre primitivo, con todos sus peligros (los pobres hombres-simio no tenían paz, en serio). Un día, súbitamente, aparece ante los simios un extraño monolito cuyas proporciones son 1x4x9 (la medida de su profundidad es cuatro veces el ancho y nueve veces el alto) de piedra lisa y negra, pulido como un espejo. Este extraño e inquietante “monolito” sólo está ahí, en la película, y luego vemos cómo los hombres-simios empiezan a usar huesos de animales muertos como herramientas, y a procurarse alimento cazando, cosa que antes no hacían. El “capítulo” termina cuando los hombres-simio demuestran su supremacía a otro grupo de hombres-simio que siempre les estaban trolleando por el agua, matando a uno de los enemigos a huesazos.

Ahora bien, para quien no leyó el libro, el monolito 1x4x9 estaba en la llanura africana al reverendo pedo, un día se le ocurrió aparecer ahí para asustar al hombre primitivo y ponerle un poquito de onda al Plioceno. Pero no es así, en el libro se explica claramente que el misterioso (e inquietante) monolito les “enseñaba” cosas a los hombres-simio, hasta que el más desarrollado de ellos se dio cuenta de usar el hueso y finalmente, de matar a su rival para demostrar su poderío. No me acuerdo bien, pero creo que les enseñaba también a usar el fuego que había resultado del impacto de un rayo en un árbol. Otra cosa fundamental que sale en la novela y no en la película, es el momento en que este hombre-simio que mata a su congénere enemigo, también extermina cual Terminator al leopardo que vivía comiéndose a sus amiguitos. En la película, sólo se ve al leopardo cazando simios. 

Entonces, el monolito que me causa MUCHO miedo viene a ser como “la clave de la evolución”.

Capítulo 2 – Anomalía Magnética en el Cráter Tycho, en la Luna.

Damos un salto de 4 millones de años a la época “actual”, si el 2001 es una época actual para alguien. Es decepcionante comparar con el ahora los conceptos del futuro que tenía la gente de hace cuarenta años, ¡Pensaban que íbamos a estar así! Nosotros acá en el 2012 y todavía no tenemos ni siquiera la intención de volver a la Luna, ¡Ni hablar de poner allá una colonia! Totalmente loco. La gente se creía que después del año 2000 la vida iba a ser una masa, aparentemente. 

Aquí, el protagonista es el doctor Heywood Floyd, quien está viajando a la base Clavius en la Luna, para investigar un asunto de máximo secreto. Con sólo decirles que esta parte de la película dura casi treinta minutos y es un derroche de FX y de música, ya digo todo.  Es decir, ya a fines de los 60’ había diseños espectaculares de naves espaciales que no tienen nada qué envidiarle a ninguna Enterprise ni al Event Horizon o a las Galactica, sé lo que les digo. Ni siquiera las Macross le llegan a los talones al nivel de INGENIO y PRACTICIDAD de los diseños de naves espaciales de esta película. Me fascinó especialmente todo el metraje del transbordador en su viaje silencioso con un perfecto “Danubio Azul” de Johan Strauss de fondo a todo volumen. No hay casi diálogo en la mayoría de las escenas, es sólo el proceso del viaje y la música, y las imágenes de la nave, el espacio, las azafatas, el servicio…

Para el que no se haga una idea, esta escena fue parodiada en el episodio de Los Simpson donde Homero se hace astronauta y rompe una bolsa de papas fritas en la cabina del transbordador. 

Bueno, una vez llegado a la base Clavius (después de encontrarse con algunos amigos en el proceso, y hacerse el que echa tierra sobre el misterio de que algo malo y secreto está pasando en esa base), el doctor Floyd habla en conferencia con un montón de gente que no sé quiénes son pero se ven importantes, y siguen diciendo cosas acerca del secreto (cosa de que nos dé MÁS miedo). Y como para dejarnos ver que a él no le calienta el misterio, habla por videocall con su hija a la Tierra (?) en una escena totalmente prescindible porque no aporta nada, sólo es otro fanfarroneo sobre la tecnología del “futuro”. Y excusa para más metraje. En fin, FINALMENTE, Floyd y un grupo de gente viajan hasta el cráter Tycho a ver qué carajo está pasando ahí, y nos van anticipando algo sobre una anomalía de un poderoso CEM (campo electro-magnético) o EMF, como prefieran.

POR FIN, después de casi cuarenta minutos de película, llegamos todos al cráter Tycho a ver que los científicos encontraron algo enterrado a doce metros de profundidad en el suelo lunar, algo que resulta ser… ¡EL MONOLITO DEL MAL! ¡WAAAA! ¡QUÉ MIEDO! ¡LA COSA SIGUE AHÍ! ¡NO SE HA TERMINADO! ¡NOOOO! Ok, aquí tenemos al doctor Floyd y un grupo de hombres, en trajes espaciales, que se acercan en total estado de “¡Pero qué awesome que es el coso éste!” a ver el monolito que te deja con el ojo cuadrado. La música de fondo es TOTALMENTE A PROPÓSITO PARA QUE TE ENCOJAS EN LA SILLA CON TERROR. Damn you, Stanley y ese coro de mierda, que poco más y me hiciste mear encima del cagazo que tenía, ¡Yo esperaba que el puto monolito explotara o algo! Obviamente, sabía que no iba a ser así, por el libro. Pero entonces hay un momento en que el Sol y la Tierra se alinean sobre el monolito del mal y se escucha un terrible sonido agudo que te chilla en los oídos… Floyd y sus hombres se tiran al suelo retorciéndose de dolor.

El monolito del cráter Tycho había enviado una señal acústica a su gemelo, que estaba flotando en la órbita de Júpiter. Y aquí comienza la parte más inquietante y perturbadora de toda la película.

Capítulo 3 – Misión a Júpiter, 18 meses más tarde

Esta parte de la película es sublime pero demasiado corta (“corta” por lo poco que pasa, pero en realidad dura casi una hora x.x). Es decir, es corta en relación al desarrollo que tiene en la novela, y la forma más gradual en que, en el libro, se van dando los hechos. Tenemos de protagonistas a los astronautas Fred Poole y David Bowman, en la nave Discovery que se dirige a la órbita de Júpiter a investigar un fenómeno relacionado con lo que sucedió en el cráter Tycho de la Luna (otra vez echando tierra para asustarnos) Aquí también hay chorrocientas hermosas escenas y tomas de la Discovery y de todos sus sistemas, que aunque se ven híper-modernos, ¡Todo tiene un aire tan sesentoso que es inconfundible (y ridículo, pero bueh)! Los astronautas, además, están acompañados en su viaje por otros tres colegas que ya están en hibernación y por una inteligencia artificial llamada HAL 9000, un tipo de súper-computadora capaz de emular las emociones humanas. Y nosotros ya sabemos lo que pasa cuando hay computadoras que emulan emociones humanas, of course. Se va todo a la mierda. Pero, ¿Qué es un viaje interplanetario sin una inteligencia artificial presumida de ser perfecta, que se vuelva loca y trate de asesinarnos a todos? No es divertido, no. 

En resumen, en esta parte vivimos el viaje de Bowman y Poole hasta que HAL 9000 enloquece y no sólo mata discretamente a Poole sino que mata a los otros tres astronautas que estaban en hibernación (les corta el soporte vital); con el añadido de que también intenta matar a Bowman pero nuestro héroe es más listo y encuentra un modo de volver a la nave para finalmente desconectar a HAL arrancándole bloques de memoria poco a poco. Es un buen sistema, le fue sacando la RAM y al final HAL quedó tan lento que terminó soltando la pantalla azul y se colgó. Fin de la historia.

En la novela, el desarrollo de la locura de HAL es un poco más extenso (al punto de que envía a Poole -o a Bowman, no recuerdo- por lo menos dos veces a intentar reparar la cosa que según HAL se había roto en el casco de la nave, antes de matar a Poole finalmente) y se va notando un poco mejor por qué empieza a trastornarse. Hubiera estado bueno que en vez de perder tanto tiempo con LENTÍSIMAS escenas de reparaciones de antenas, le hubieran dado un poco más de argumento a la falla de HAL; a menos que nos quisieran hacer creer que salió mal de fábrica. Tampoco es como si las computadoras de 1992 (fecha en que HAL fue activado) fueran algo así como LA LOCURA, UN CAÑO. Puedo dar fe de eso.

Puntos extra para la ausencia de sonido en las escenas que transcurren en el espacio exterior, fuera de la nave. Eso es clave: porque el sonido no se propaga en el vacío. Muy inteligente, sr. Kubrick. Son tomas desesperantes a un nivel muy íntimo en las que sólo oímos la respiración pausada de Poole, o la de Bowman cuando empieza a agitarse mostrando todo lo que no expresa con otros gestos ni palabras a medida que va descubriendo que HAL los quiere matar a todos. Excelente. Sublime el final de esta parte, donde Bowman va destruyendo el cerebro de la computadora poco a poco, una de las escenas más recordadas y que también fue parodiada por los Simpson, de hecho (el episodio de Noche de Brujas donde modernizan su casa y les ponen una computadora con la voz de Pierce Brosnan que se enamora de Marge y quiere matar a Homero). Casi (CASI) parte el corazón escuchar cómo HAL le dice, con su voz monocorde y sin emoción alguna “Dave, tengo miedo” a medida que Bowman le va matando poco a poco.

En la película se da a entender de que, de alguna manera, HAL mata a todos porque no confía en el éxito de la misión siendo controlada por humanos (yo digo que fue venganza, porque en el Gran Hermano Discovery, Poole y Bowman complotaron contra él y HAL se enteró xD); HAL conoce detalles de la misión que a Bowman le son revelados cuando está “matando” a la computadora. En el libro se habla de un conflicto de “culpabilidad” de la máquina que se agravó hasta volverla psicópata, justamente por esta información que sabía. Los mató a todos porque se sentía “culpable”, claro.

Capítulo 4 – Júpiter y Más Allá del Infinito (ya sabemos de dónde choreó Buzz Lightyear)

Esta parte carece de linkeo de escenas respecto de la anterior, porque de repente está Bowman volando en el espacio en la cápsula espacial (una de las que usaban para salir de la Discovery a hacer las reparaciones) y se dirige hacia ¡OTRO MONOLITO DEL MAL! que está derivando en el espacio, ahí, haciendo planchita y perrito en el vacío; flotando entre Ío, Calisto, Ganímedes y Europa, las lunas de Júpiter. En la novela, el viaje de la Discovery se termina en Saturno, y el monolito que te da terror estaba ubicado en la luna Jápeto. Bowman pasa como seis meses totalmente solo en la Discovery, sin compañía humana y sin HAL 9000 (hagan sus apuestas, ¿Qué es peor? ¿Seis meses solo en una nave espacial comiendo alimentos deshidratados, o saber que su propia compu le quiso matar?)

Y acá es donde empieza lo más crazy. Ajústense los cinturones.

Casi SIN EXPLICACIÓN ALGUNA, Bowman se acerca en su cápsula a este monolito y de repente, el monolito se abre para él y empieza un viaje psicodélico que te cagas. Es muy sabido que en los sesenta le daban libremente al LSD y a todo tipo de drogas, alucinógenos y demases (¿De dónde creen que salió la Pantera Rosa?), por lo que NO ES DE EXTRAÑARSE que esta parte final de la película tenga todo un viaje andywarholesco muy fumado, que encima de todo es LARGUÍSIMO. Dura casi diez minutos. Y la música no hace más que darte MÁS miedo, se los juro. Para colmo, no nos hemos librado todavía del monolito del mal, ¡NO, HAY MÁS! 

Eh, que toda esta parte realmente es HERMOSA desde un punto de vista visual porque es un experimento de color y sensaciones que nunca antes se había visto en el cine. Está MUY BIEN LOGRADO por ser una producción tan “antigua”, de una época donde los efectos eran muy limitados y las computadoras no podían hacer cosas muy realísticas. Me encantó, debo decir. Metafóricamente, Bowman en su cápsula “atraviesa” el monolito tal si fuera un agujero negro, y cual Benjamin Button a la inversa, se va haciendo más y más viejo muy rápidamente, hasta que aparece en un cuarto blanco (?) como este:

¡Y AHÍ ESTÁ! ¡AHÍ ESTÁ EL COSO! 

Wait, para llegar esa escena falta un poquito. Bowman sale de la cápsula y se encuentra este cuarto blanco (tras diez minutos de agujero de gusano psicodélico en Technicolor donde se van intercalando a lo “mensaje subliminal” imágenes fijas de la cara del astronauta en poses como de dolor;  con una música que lleva a un inquietante crescendo que sólo puedo describir como “abrumador”, porque “perturbador” ya quedó chico para definirlo), y de pronto las cosas van pasando más y más rápido, y Bowman se va viendo cada vez más viejo, viviendo en ese cuarto que no tiene salida pero en el que no parece faltarle nada. Finalmente, el astronauta aparece en esa hermosa cama y está tan anciano que sabemos que morirá… 

Levanta su mano hacia el monolito que ¡PUTA, AHÍ ESTÁ! de nuevo, y parece que va a decir algo cuando ¡PLOP! sobre la exquisita cama vemos algo similar a una bolsa amniótica que contiene a un bebé con un misterioso parecido a Bowman. 

OK, WTF total. Pero hay que leer un poco más de la novela para entender la “regresión” de Bowman y el por qué de todo el “viaje” y demás. Y qué pito toca el monolito pedorro en todo esto. Porque, en serio, ¡Esa cosa fría, dura, inerte y de forma tan perfecta, sola, que aparece de la nada y que no habla ni emite sonido alguno, ni se sabe qué es o para qué sirve…! ¿¡No les aterra!? Juro que me daba mucho miedo, muchísimo. Es una cosa tan instintiva y visceral, que sumado a la música y el suspenso… me muero. Tuve que prender la luz, el efecto psicológico de esta película me ha dañado las neuronas para un largo rato.

En fin, la película termina con “bebé Bowman” viajando en su útero estelar hacia un planeta que parece ser la Tierra. Y fin. Hermoso. Simplemente, hermoso. De verdad que no puedo expresar con palabras lo mucho que amé la película (no la vería otra vez, ni en pedo, es insoportablemente densa y larga aunque sea genial) y lo que me fascinó estar dos horas y cuarto a merced de una música que te toca en lo más profundo de los miedos primordiales y un despliegue visual que me impresionó muchísimo. Me arrepiento un poco de no haberla visto antes, pero por un lado, como dije, fue mejor verla ahora de grande que la puedo entender mejor y sobre todo, disfrutarla más.

NOTA DE COLOR

El monolito del mal no descansa. La gente que vio Evangelion, rápidamente se dará cuenta de que las entidades de “Seele”, la organización secreta detrás de NERV, usaban como “pantallas de comunicación” réplicas del monolito 1x4x9 con la inscripción “SOUND ONLY” en ese profundo vacío negro, cuando se comunicaban con el centro de comando dirigido por el infame Gendou Ikari. Bah, Evangelion tiene CIENTOS de referencias a cosas muy cultas y rebuscadas que cada vez que descubro una, me doy cuenta de que los tipos no dejaron NADA librado al azar.

Bueno, como si Evangelion ya no fuera lo suficientemente inquietante…

Por lo demás, referencias y parodias a 2001 han sido usadas en docenas de películas más modernas, especialmente en Los Simpsons, como ya les comenté. Pero son cosas que una no nota hasta que no encuentra la fuente de la referencia, claro. Debió ser tan genial en su época, que todos quisieron copiarlo de alguna manera. ¡Qué orgullo! Ojalá un día pueda crear algo tan magnífico como esto, sería un completo logro (pero sé que no podré, así que me dedico mejor a seguir trabajando en mi fantasía épica).

Esta noche me toca seguir con Star Wars. Mañana, si se puede, les cuento qué onda :)

¿Alguien que haya visto 2001: Odisea del Espacio, o que tenga ganas de verla? No creo que vaya a tener muchos adeptos por acá, pero me dio gusto compartir esto con ustedes, es una joya del cine que merece ser remasterizada mil veces y llevada a 3D otras mil. ¡Abrazos! Y disculpen el post extra-largo y extra-aburrido ^^

12 thoughts on “PELÍCULAS #003 – 7 DÍAS DE CIENCIA FICCIÓN (P1): UNA ODISEA PSICODÉLICA (QUE TE VUELA LA SAVIOLA)”

  1. xDD

    Hola, pues sí que he leído la respuesta, más que nada porque una vez hube enviado el comentario, me di cuenta de la “metedura de pata” acerca del tema “La naranja mecánica”, que en otro post de respuesta ya comentaste que no era precisamente de tus favoritas… A mí, sin embargo, me parece una de las grandes de Kubrick, por encima de “El resplandor”; no leí la novela de Burgess en la que se basa, aunque al parecer el film es bastante fiel a ésta, excepto por la no inclusión de su último capítulo, en el que se mostraría al protagonista (Alex) completamente curado de su adicción a la ultraviolencia y de sus aversiones condicionadas por la terapia Ludovico; en cambio, en la película todo esto queda más en el aire, y deja entrever un mensaje mucho más pesimista sobre la agresividad de la naturaleza humana y la violencia que es capaz de ejercer el Estado en el individuo…, en fin, más en la línea del pensamiento de Kubrick… Como quiera, a mí me parece una película muy acorde con estos tiempos en los que parte de la juventud (ociosa) se encuentra perdida en un marasmo de violencia gratuita, por un lado fomentada por la violencia implícita de las relaciones socio-económicas (condicionadas por la acción del sistema sobre el individuo), y por el otro como expresión de la propia naturaleza agresiva del ser humano, en la que tan bien encajan supuestos valores culturalmente arraigados como la competencia, la ambición, la soberbia, el egoísmo, el honor, etc.). En serio: dale una oportunidad y ubica su mensaje en el mundo actual… Además, tiene esa impagable escena de Alex (gran melómano) cantando y bailando Singin’ in the rain mientras golpea a dos de sus víctimas, escena que recreó con gran acierto Mary Harron en American psicho con un memorable Christian Bale bailando y troceando a hachazos al personaje de Jared Leto al ritmo de Huey Lewis and The News… Más cosas. Creo que confundiste “El árbol de la vida” de Terrence Malick con “La fuente de la vida” (The fountain) de Darren Aronofsky. Ésta es también una extraordinaria película que, sí, merece más de un visionado, por la emotividad de la historia y de cómo ésta se explica en tres planos distintos pero complementarios de la existencia; una película que, como “El árbol de la vida”, hubo mucha gente que no entendió… Teniendo en cuenta que la película de Malick tiene varias nominaciones a Oscar, es posible que todavíe se proyecte en algún cine de tu ciudad o de la capital más próxima. El rol protagónico lo lleva Brad Pitt, pero atención a la interpretación de los niños (excepcional Hunter McCracken como Jack en su infancia) y a la de la que para mí era una actriz desconocida y que, creo, puede tener gran proyección: Jessica Chastain. La peli cuenta, además, con la siempre estimulante presencia de Sean Penn. No obstante, si el gran protagonista de 2001 es un ente impersonal como el monolito, en ésta de Malick la auténtica protagonista es… LA LUZ. Una película brillante, luminosa, capaz de iluminar las zonas más sombrías del ser humano e instalar en ellas la fe, la esperanza en la redención… No quiero hablar más porque varbalizar “El árbol de la vida” es como tratar de racionalizar una obra de arte, una pintura, un poema…, a menudo, absurdo, ya que ha sido creada no para penetrar por lo racional sino por lo emocional. En fin, si alguien la vio, puede hacer su aportación, y, si no, como ya dije, la recomiendo con fervor. Por lo demás, agradezco los elogios vertidos en la respuesta, pero mi opinión sólo es una opinión, ¡claro!, la de alguien a quien apasiona el cine y que cayó casualmente en este diario precisamente buscando un información sobre la película 2001. Por cierto, que olvidé decirte que me encantó el primer gif de tu post en el que los simios se sienten a la vez atraídos, admirados e intrigados por el monolito que, de la noche a la mañana, aparece en su morada: escena muy significativa. Por lo demás, claro, siendo diseñadora gráfica (tengo entendido), tienes un diario lindo. Y nada, ¿qué tal las trilogías Star Wars? No puedo creer que no hubieras nunca visto ninguna de estas películas… Al responder esto no he visto que hayas hecho comentario, pero lo miraré bien, ya que, en principio, vistas ya deben estar…
    Saludos (una vez más, perdón por la extensión…)

    Me gusta

    1. Re: xDD

      Oh, por dios! Primero y principal, déjeme disculparme por la confusión con las películas (fuente por árbol, ¿cómo se me pudo pasar? ¡Es Brad Pitt contra Hugh Jackman! Dos grandísimos actores, pero, igual, ¿cómo he osado confundirles?)

      Segundo; debo admitir que después de ver algunos comentarios “sorpresa” que aparecieron por aquí, me tiene intrigada el tema de su identidad, jajaja. No acostumbro recibir comentarios de gente de la que no sé su nombre, dr. Chandra, pero siento que la intriga es provechosa e igual, lo dejaré estar.

      Yendo a lo principal, sepa que no me molesta nada la longitud del comentario, se nota que es un apasionado del cine y que le entusiasma. Como bien menciona, soy diseñadora y mi pasión es el arte y lo visual de las películas, además de las historias; respeto mucho los FX y el trabajo de los artistas que hacen posible el universo que nos entra por los ojos. No es de extrañar que no haya visto nunca las películas de Star Wars, si tenemos en cuenta que apenas tengo menos de un cuarto de siglo en este mundo y nunca sentí particular interés por verlas (además, hace por lo menos 20 años que sé que Darth Vader es el padre de Luke y Leia) pero, por fortuna, ya pude verlas y tengo pendiente el comentario sobre ellas, que debo escribir apenas pueda.

      Tomaré muy en cuenta la recomendación sobre “El Árbol de la Vida”, pues he escuchado muy buenos comentarios de ella; y me daré apenas tenga un momento una oportunidad de re-ver “La Fuente…” porque como decía, la vi muy por encima y me descubro con ganas de entenderla.

      Respecto a “La Naranja…” creo que si vi Apocalypse Now y me encantó, tendría que echarle un vistazo para salir de mi negación. Sólo debería encontrar la forma de verla, ahora que el FBI nos ha puesto en jaque. Debo confesar que la influencia negativa sobre “La Naranja…” viene de mi madre, quien la vio y me dijo que no valía mucho la pena, pero las opiniones son opiniones; Kubrick es un genio en todo sentido y probablemente, deba ponerme las baterías con su obra y ver todo aquello que siempre quise y nunca pude, jejeje.

      Un saludo, ¡Mucha suerte y que siga bien, Dr. Chandra! :)

      Me gusta

  2. d

    Me ha divertido mucho tu relato…, nunca había leído ni oído a nadie contar así la película. Yo vi antes la obra de Kubrick, luego leí el libro. Sin ser mala la novela de Clarke (seguramente no es ni su mejor novela, amén de que Clarke tampoco es un extraordinario narrador…), me quedo con la genial película de Kubrick, que tiene entidad propia. ¡Buf! El Ojo de Japeto… ¡Tiempo que no oía hablar de ello, oye! ¡Cuántas guasas con esa historia… recuerdos de juventud…! No creo que proyecten jamás 2001 en 3D, entre otras cosas, porque su productor no es George Lucas, que, si no, seguro, bueno, con él habríamos visto 2001 hasta en serie de dibujos animados (¡qué tipo este Lucas…, aburridito me tiene…). Hubo una muy buena oportunidad de reestrenar la película, remasterizada, precisamente en 2001, coincidiendo, además, con el entonces reciente fallecimiento del autor, pero el legendario celo de Kubrick con la manipulación de sus obras, y tal vez la poca o ninguna voluntad de nadie por hacerlo, lo impidieron. No obstante, a pesar de que el genio ya no está en vida (siempre nos quedan sus obras maestras -¿qué me dices de La Naranja Mecánica, por ej.-), hay alguien que está llamado a ser su heredero, you know?… Terrence Malick es su nombre, otro genio singular y único, con muchos puntos de coincidencia con el maestro Kubrick. Si no has visto nada de él (cosa que dudo), te recomiendo “La delgada línea roja” y “El nuevo mundo”, dos obras maestras del cine más reciente…, pero, sobre todo, a quien haya visto 2001 y le gustó, le recomiendo fervorosamente la última maravilla de Malick, que yo no sé si es o no es una obra maestra del cine, pero que, en cualquier caso, es una verdadera obra de arte, un poema visual de infinita belleza: “El árbol de la vida”. Una película que en más de uno, de dos y de tres momentos nos va a evocar el 2001 kubrickiano, una película densa y nada fácil (no para ver en cualquier momento), una película que, como 2001, va “creciendo” dentro de ti, que cuando has terminado de verla piensas “¡vaya rollo!”, sin embargo, no puedes quitarte sus imágenes de la cabeza, las preguntas en off, la música, la profundidad filosófica…, todo, su pureza, SU BELLEZA… ¡te ha calado!, y ya quedará imborrable en tu personal imaginario, como pasa con la magistral obra de Kubrick. Tanto si es así, como si no, ya lo contarás, espero que con esa característica gracia que has empleado aquí… Hala pues, un saludo.

    Me gusta

    1. Re: d

      OMGGGGGG DR CHANDRA!! Me hubiera encantado que se hubiera logueado de alguna manera para poder responderle apropiadamente, ahora no sé si alguna vez va a leer mi respuesta o no. Se nota que usted habla como todo un conocedor de la historia, y me inclino ante su magnánima opinión. Realmente, es un placer saber que mi ridículo escrito le ha gustado, yo amé la película y recuerdo con mucho cariño el libro, de mi adolescencia.

      La Naranja Mecánica no es de mi particular agrado. Prefiero “El Resplandor”, aunque le faltaron partes excepcionales de la novela. Y he visto el Árbol de la Vida una sola vez, me gustó, pero para amarla debería verla más veces, porque sé que me estoy perdiendo de mucho de su magnífico significado. Hugh Jackman también es un atractivo bastante llamativo para la idea de volver a ver la película, y Rachel Weisz.

      Más allá de cualquier cosa, le agradezco el extensísimo y bien logrado comentario, me ha entretenido mucho su apreciación y es un verdadero orgullo haberle servido de entretenimiento, a la vez. ¡Saludos!

      Me gusta

  3. Buenas!! ^^ tanto mejor, no te spoilees mucho con 2001 porque… sinceramente, es una gran película, la cosa es que es MUY LARGA y MUY DENSA!! X.x en serio que no la vería de nuevo, ya con una vez he tenido. No es particularmente entretenida, pero para el que le gusta el cine “diferente”, es una buena opción ^^ Ojalá el día que puedas verla te agrade (es una peli compleja, difícil de aceptar… me costó bastante, si no fuera porque ya había leído el libro… jajaja) Anyway, si no, siempre puedes leer el libro, que es mucho menos fumado que la película, lo juro!

    Un abrazo!! :)

    Me gusta

  4. Desde ya digo que ODIO MUCHO la ciencia ficción. Simplemente no al puedo tragar, así de concreto :P La única suposición que tengo de mi odio al género es que mi papá es un gran fan de este tipo de películas y de pendeja me hizo ver casi todas las que mecionás y así, nació mi odio al espacio y todas las aventuras espaciales y que no he podido superar hasta la fecha .___.
    Ya dejandod e lado mis traumas de la infancia (?) Un maratón de pelis suena excelente :D

    Me gusta

    1. NAAAAAAAAAAAAAAAAA TE HAGAS PROBLEMA! Si yo sabía que esta miorrrda no le iba a gustar ni al loro, yo sola veo este tipo de película (aunque ya se me caen las lágrimas con Star Wars, la historia de Anakin y Padme es TAN BONITA que me muero de amor *___*) y más que todo, YO SOLA disfruto algo tan cansador como 2001 Odisea del Espacio. NI EN PEDO la veo de nuevo, te aviso. El post fue más para contar la película porque sé que NADIE de mi Flist tendría ganas de verlas xDDD próximamente si me dan los cueros quiero ver unas cuantas pelis de terror viejas que ya tengo agendadas >.o

      Qué lindo que pasaras, por lo menos te di cultura!! jajajaja

      Me gusta

      1. Una de mis mejores amigas de la net también le gusta el sci-fi y el sci-fi viejo tipo Star Trek (gracias a esa serie se volvió fan)
        Terror, otro de los géneros al que paso por alto pero este más porque no estoy acostumbrada a ver pelis de terror, como en mi casa a nadie le interesan siempre cambiaban de canal xD
        Si, me culturizaste xD

        Me gusta

  5. No es mi género en lo absoluto. Sé lo que significa como película de culto, pero me pasa lo mismo que con La Naranja Mecánica, por ejemplo, no hay como me ponga a verla.

    El Resplandor sí que lo he leído y la película es impresionante, puedo verla un montón de veces y siempre me provoca un temor y fascinación tremenda.

    Me alegra que disfrutaras ese fin de semana con algo que te gustó tanto.

    Saludos.

    Me gusta

    1. HUY, DIOS, NO! La Naranja Mecánica no, por favor!!! *sale corriendo y se tira de un acantilado* No, esa SÍ que no me gusta. Ojo, no es que la película de The Shining con Jack Nicholson no me haya gustado, me pareció fabulosa, pero no le perdono a Kubrick que teniendo todos los FX disponibles en los 80, no pusiera la parte de los setos con formas de animales que se movían, que fue un elemento del libro que me queda patente en la memoria hasta hoy :)

      2001 es solamente una película que yo podría ver, tenerle paciencia, entenderla y amarla, estoy convencida xDD no la promocioné por acá para que nadie se ponga a verla, solamente fue porque me gustó mucho y quería contar mi pequeña experiencia :)

      Star Wars es más pasable, me está gustando lo que llevo visto. Ya me enamoré de Anakin y Padme, son tan divinos juntos ;___; es que Hayden Christensen es amor, definitivamente, y Natalie Portman también *__*

      Seguiré molestando con esto, por un par de días ;) ¡Un abrazo!

      Me gusta

  6. Anda chica, que yo soy una ignoralce que ni sabía que existía ese libro y esa peli. Pues lo siento, que después de haber leido lo que crees de ella, ni loca la veo. Que sí, que es hermosa visualmente y en los efectos y que los sonidos también, pero ¡Anda qué loco! No, no. Pero bien por tu plan de la semana, espero que te guste!
    Abrazos!

    Me gusta

    1. No importa, la verdad… el libro es antiquísimo y la película mucho más, no me gasté spoileándola toda para que alguien la viera, ya había asumido que NADIE tendría mi paciencia y mi amor para tomar el desafío, por supuesto. Pero fue una gran experiencia, no quiero que se muera el internet y yo no pueda decir que vi 2001 Odisea del Espacio, claro.

      Star Wars está mucho más pasable y entretenida, sobre todo por Hayden Christensen y Natalie Portman que son TAN AMOR ;_; los adoro tanto, lástima que ya sé cómo sigue todo, es horrible. Pero me encanta mucho, mucho, mucho.

      Saludos!

      Me gusta

Tomemos unos Mates :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s